MITOS SOBRE EL EMBARAZO

Las mujeres embarazadas están constantemente expuestas a la opinión de todos, y constantemente reciben consejos e incluso restricciones, conocimientos que han ido pasando de generación en generación, sin embargo, las recomendaciones médicas están fundamentadas en estudios científicos. A continuación les mostramos una lista de los mitos más comunes en el embarazo.

¿LA FORMA Y ALTURA DEL VIENTRE PUEDEN INDICAR EL SEXO DEL BEBÉ?
FALSO. La creencia popular afirma que si el vientre está bajo, es un niño, y si está alto, una niña. La forma y altura del vientre están determinadas por las características físicas particulares en cada mujer, el tono muscular, el tono uterino y por la posición del bebé. Ésta es una creencia popular de antaño, ya que no se contaba con ultrasonido. Por lo tanto el sexo del bebé no tiene nada que ver con la forma del vientre, ni la redondez de la cara, o la frecuencia cardiaca, si en realidad te interesa conocer el sexo del bebé para hacer los preparativos pertinentes durante el embarazo, nada mejor que la ultrasonografía.

¿SI DURANTE EL EMBARAZO SE PADECEN MUCHAS AGRURAS, EL BEBÉ TENDRÁ MUCHO CABELLO?
FALSO. La acidez durante el embarazo es muy común, sin embargo depende de otros factores, como el hecho de que los tejidos se encuentren más relajados por las hormonas o bien la presión que ejerce el útero en el estómago, reduce su capacidad, e incluso puede haber cierto reflujo.

DEBO COMER POR DOS DURANTE EL EMBARAZO
FALSO. Se debe comer mejor en calidad nutrimental. Es fundamental contrarrestar este tipo de información, el sobrepeso es uno de los principales enemigos responsables de las complicaciones durante el embarazo, involucra presión arterial, diabetes gestacional, e incluso propensión a la preclampsia.

DEBO SUSPENDER LA CAFEÍNA DURANTE EL EMBARAZO
FALSO. Esta permitido consumir una cantidad moderada de cafeína, los estudios nos dicen que no aumenta el riesgo de abortos con el consumo de menos de 200 mg de cafeína (una o dos tazas de café) de forma esporádica.



SI NIEGO UN ANTOJO, ME SALDRÁ UNA MANCHA
FALSO. Los Antojos son causados por cambios metabólicos y hormonales, los cuales no tienen nada que ver con alteraciones dermatológicas de distinta naturaleza que pueda sufrir el bebé. No hay problema que cumplas tus antojos, en lo único que tienes que tener cuidado es si los antojos tienden ser alimentos altos en grasas o azúcares, en ese caso se aconseja buscar alternativas para este tipo de antojo. Por ejemplo, cuando sientas ganas de comer helado, puedes suplantarlo con un yogur light congelado, consumiendo de esta forma menos grasas y más calcio.

NO DEBO IR AL DENTISTA
FALSO. Al contrario, durante el embarazo las mujeres deben tener especial esmero con su higiene bucal, las encías están más sensibles y propensas a la gingivitis, hacer revisiones diagnósticas y de limpieza con el dentista de forma periódica, evita complicaciones.

NO PUEDO REALIZAR EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO
FALSO. La actividad física durante el embarazo resulta de gran beneficio, no sólo porque permite fortalecer el cuerpo en general, además fortalece los músculos que se utilizaran en el parto (abdomen, suelo pélvico, espalda), y suele aliviar las molestias típicas de esta etapa. Otros beneficios son que previene calambres, emocionalmente  ayuda a relajarse, y evita el sobrepeso.

NO PUEDO TENER RELACIONES SEXUALES DURANTE EL EMBARAZO

FALSO. Mantener la cercanía y el contacto íntimo con tu pareja son dispensables en el embarazo. Los casos en los cuales se restringe tener relaciones sexuales son mínimos, por ejemplo: amenaza de aborto, amenaza de parto pretermino, placenta previa, etc, en los cuales dependiendo el caso tu obstetra te aconsejara la suspensión temporal, el uso de preservativo al tener relaciones sexuales, o bien suspender en lo que resta del embarazo.

EL PARTO NATURAL ES MEJOR QUE LA CESÁREA
Otra frase que se escucha muy seguido: el parto natural es mejor que la cesárea. Estas ideas están relacionadas con la realización o no como madres. Por lo que se suele creer que el tener un parto natural y darle el pecho al bebé, nos hace una buena madre. Por el contrario, haber sufrido una cesárea o no poder amamantarlo, es como sentir que no se ha logrado dar todo como madre y surge la sensación de frustración por parte de esas madres. Pero esto es tan falso como las afirmaciones anteriores, es importante aceptarse en lo que se tiene y se puede dar sin reproches ni culpas, ya que todas son posibilidades que pueden ocurrir en uno u otro caso y que no hace diferencia de ser buena o mala madre.

EL SEGUNDO PARTO ES MÁS FÁCIL QUE EL PRIMERO
VERDADERO. El segundo parto por lo general tiende a ser menos doloroso y el trabajo de parto es con mayor rapidez, esto es debido a mayor elasticidad en la pelvis y músculos perineales. Y esto tiene mayor certeza cuando el nacimiento del primer bebe fue por parto.

NO SE DEBE COMER NI BEBER NADA DURANTE EL TRABAJO DE PARTO
FALSO. Durante la labor de parto natural, conviene hidratarse constantemente con agua o bebidas energéticas, y alimentarse moderadamente (alguna fruta o una galleta), pues el cuerpo necesita la energía de los alimentos para poder sobrellevar todo el trabajo físico. Este mito está relacionado con la anestesia. Antes se aplicaba anestesia general para realizar una cesárea y los médicos recomendaban suspender la ingesta de cualquier alimento o bebida, debido a que la mujer pierde el control del sistema nervioso autónomo y los esfínteres. Además, debido al adormecimiento se puede devolver la comida y se corre el riesgo de aspiración o ahogamiento. Hoy en día no se utiliza la anestesia general para realizar una cesárea, sino la epidural que sólo insensibiliza la parte inferior del cuerpo y no afecta el control de la deglución.




SE DEBE RASURAR EL VELLO PÚBICO DE LA MUJER, YA QUE CONTIENE BACTERIAS QUE PUEDEN PROVOCAR INFECCIONES EN EL RECIÉN NACIDO
FALSO. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que “no está indicado rasurar el vello púbico o administrar una enema (lavativa) antes del parto”. De hecho, los estudios demuestran que el rasurado aumenta el riesgo de infecciones en la zona perineal (espacio entre el ano y los genitales), porque destruye los mecanismos naturales de defensa y provoca lesiones que pueden infectarse. Por otro lado, el rasurado provoca ardor y comezón en el posparto.

SE DEBE HACER UNA ENEMA PARA EVITAR QUE EL RECTO ESTÉ OCUPADO POR MATERIA FECAL Y PUEDA CONTAMINAR AL BEBÉ
FALSO. El enema es un líquido o suspensión que se introduce en el recto para desalojar el intestino. Anteriormente se utilizaba con el fin de que, al pujar, la mujer no tuviera la necesidad de evacuar. Sin embargo, la fisiología natural del trabajo de parto hace que la mujer vaya a evacuar  espontáneamente varias veces antes del nacimiento del bebé, ésta es otra de las ventajas del parto humanizado, ya que al promover la libre elección de posición facilita el hecho de que la mujer acuda a evacuar, las veces que lo requiera.

LA MUJER DEBE PARIR ACOSTADA ÚNICAMENTE
FALSO. La propia OMS recomienda caminar durante la labor de parto y que cada mujer decida libremente la posición que adoptará durante la expulsión. El hecho de permanecer recostada retrasa la dilatación, por lo que caminar favorece las contracciones, mejora la oxigenación para el bebé, disminuye el dolor, reduce el riesgo de desgarre al momento de pujar y, sobre todo, ayuda a que la mujer no se sienta enferma sino saludable, activa y sana. Además, si durante el trabajo de parto se adoptan posiciones verticales, la gravedad ayuda al descenso del bebé y los vasos sanguíneos que le transportan sangre oxigenada no se comprimen (como en la posición dorsal o acostada), disminuyendo el riesgo de sufrimiento fetal. Recuerda que la mejor posición será aquella con la cual te sientas más cómoda.



LA EPISIOTOMÍA ES INDISPENSABLE PARA QUE LA MUJER NO SUFRA UN DESGARRE
FALSO. (La episiotomía es un procedimiento quirúrgico que comprende el corte del perineo durante el trabajo de parto, con el propósito de agrandar el canal vaginal. Este técnica se realiza con tijeras y necesita ser suturada posteriormente). Realidad: La OMS dice que “...debe protegerse la zona perineal siempre que sea posible. No está justificado el uso sistemático de la episiotomía", pues algunas de las complicaciones que conlleva son: desgarros grandes, pérdida de sangre, infección, relaciones sexuales dolorosas, cicatrización dolorosa y molesta, prolapso vaginal, prolapso recto-vaginal o fístula anal. Recuerda que si realmente necesitáramos una vagina más grande para dar a luz, la naturaleza nos la hubiera dado. Si quieres evitar una episiotomía o un desgarro, evita estar acostada y elige posiciones verticales para pujar. Además, practica diariamente los ejercicios de Kegel para fortalecer los músculos del piso pélvico. Tip: Pídele a tu médico o partera que te avisen cuando corone la cabeza del bebé, para que dejes de pujar. De esta manera resbalará suavemente hacia el exterior, no saldrá con tanta fuerza y evitarás sufrir un desgarro.

EL BEBÉ DEBE SEPARARSE DE SU MAMÁ AL MOMENTO DEL NACIMIENTO PARA QUE LO LLEVEN A OBSERVACIÓN MÉDICA
FALSO. Al respecto, la OMS considera que "el recién nacido sano debe permanecer con la madre siempre que sea posible. La observación del recién nacido sano no justifica la separación de su madre." De hecho, se recomienda la lactancia inmediata, incluso antes de que la madre abandone la sala de parto. La cercanía del bebé con su madre le brinda una sensación de consuelo y seguridad, lo cual es benéfico para su salud emocional.

MI PRIMER PARTO FUE POR CESÁREA, ASÍ QUE EL SEGUNDO DEBERÁ TAMBIÉN SER POR CESÁREA

FALSO. La OMS dice que: “No hay pruebas de que después de una cesárea previa sea necesaria una nueva cesárea. Después de una cesárea debe recomendarse (bajo condiciones normales) un parto vaginal”. Es falso que una primera cesárea implique un riesgo de ruptura en un trabajo de parto posterior. Al contrario de lo que se piensa, el cuerpo de la mujer es capaz de lograr un parto natural, siempre y cuando no se trate de un embarazo de alto riesgo o una emergencia por sufrimiento fetal. Recuerda que una mujer informada ¡sí hace la diferencia! No dejes de consultar a tu médico si tienes alguna duda respecto al trabajo de parto.

NO PUEDO HACERME UN PEDICURE O MANICURE DURANTE EL EMBARAZO PORQUE AFECTARE A LA SALUD DEL BEBÉ
FALSO. No hay evidencia que el químico de un frasco de esmalte pueda perjudicar al bebé pero es aconsejable no inhalar el esmalte directamente y sobre todo en un ambiente sin ventilación. Por otra parte, hay expertos que aconsejan evitar los esmaltes con formalina (formol) y tolueno.

ME PUEDO TEÑIR EL CABELLO SIN NINGÚN PROBLEMA
Se aconseja que sobre todo en el primer trimestre (cuando se forman todos los órganos del bebé) no se debe tener contacto con sustancias tóxicas; y el plomo que contienen algunos tintes, es una de ellas. Hoy se pueden encontrar distintos productos naturales (tintes vegetales) que aunque no son permanentes, ayudan a mantener el color de pelo durante un tiempo prolongado. Aún así, lo mejor es usar guantes para que la piel absorba menos tintura. Hay que asegurarse de que el ambiente esté bien ventilado y de no dejar la tintura por más tiempo de lo que recomiendan las instrucciones, ni acercarla demasiado al cuero cabelludo. En general, los expertos prefieren que una embarazada se haga mechas o highlights en vez de tinte completo para evitar que se absorban tintes a través de la piel.

PUEDO VIAJAR EN AVIÓN
VERDADERO. Puedes volar de manera segura de preferencia antes de la semana 36 del embarazo esto no es por que incremente los riesgos maternos ni fetales si no por la cercanía a la fecha probable de parto.

USAR TACONES PROVOCA ABORTO O DEFORMA LA COLUMNA
El peso del útero, líquido, bebe y placenta en el embarazo provocan remodelaciones en la columna vertebral que se ajustan de manera fisiológica o natural por lo cual no se recomienda el uso de tacones en forma frecuente aunque no existe problema alguno si es forma esporádica.

FUMAR PUEDE CAUSAR ALGÚN PROBLEMA A MI BEBÉ
VERDADERO. El humo del cigarrillo contiene más de 2500 productos químicos. No se sabe con certeza cuales son nocivos para el desarrollo del bebé, pero en las mujeres embarazadas el monóxido de carbono y las altas dosis de nicotina provenientes de la inhalación del humo del tabaco interfieren con el suministro de oxígeno al bebé. La nicotina fácilmente cruza la placenta y sus concentraciones en el feto pueden ser hasta 15 % más alta que los niveles maternos. El fumar prácticamente duplica el riesgo de que el bebé nazca con bajo peso. Se sabe desde hace tiempo que retrasa el crecimiento del feto y los estudios sugieren que además aumenta el riesgo de parto prematuro. Es importante tener en cuenta que hay que dejar de fumar incluso después de que haya nacido el bebé. Tanto el padre como la madre deben abstenerse de fumar en la casa y deben pedir a las visitas que hagan lo mismo. Los bebés expuestos al humo sufren más problemas en el aparato respiratorio inferior e infecciones en los oídos que otros niños.




TOMAR ALCOHOL EN EXCESO PUEDE AFECTAR LA SALUD DE MI BEBÉ
VERDADERO. De preferencia las primeras semanas de embarazo no es recomendable tomar alcohol. Sin embargo posterior a la semana 8 se puede consumir alcohol ocasional en cantidades bajas nunca llegando a la embriaguez.

La mejor forma de aumentar la producción de leche materna es practicar la lactancia a demanda (cuando lo pida el bebé), sin horarios y poner al bebé al pecho muchas veces, cada vez que lo pida o parezca que lo va a pedir. En otras ocasiones, los problemas pueden resolverse con un cambio de postura, de modo que se asegure el correcto agarre del bebé al pecho de la madre.

En MI PARTO te apoyamos para el cuidado de tu salud.

All Rights Reserved.